Tabaquismo

Tuduri B. F. Efectos del consumo del tabaco.

Tobacco irrigation Vol.1 Nº2:7-10,2010,España.

 

Uno de los efectos tóxicos más importante del consumo del tabaco es el cáncer, el que se produce por la exposición a una combinación de cancerígenos potenciales, o bien por la exposición de determinadas sustancias que a pequeñas dosis no son peligrosas pero sí tras la acumulación en el organismo. Además de haber una relación directa del consumo del tabaco con el cáncer de pulmón, hay evidencias de la mayor incidencia de otros tipos de cáncer en: laringe, esófago, cavidad oral, vejiga y riñón, etc. en los fumadores. Destacan también en importancia la enfermedad cardiovascular tales como: isquemia coronaria, infarto de miocardio, la enfermedad cerebro vascular tales como: accidente cerebro vascular, ictus, derrame cerebral y las enfermedades respiratorias, pudiendo llegar ésta última a sus peores consecuencias que es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pasando por bronquitis, asma, etc.
En los fumadores se produce un descenso de los niveles de monoaminooxidasas (MAO) con respecto a los no fumadores o ex – fumadores, que se atribuye a un efecto del propio humo y no a una característica biológica del fumador. Esta inhibición de las MAO contribuye a un mayor riesgo de depresión, mayor riesgo de adicción al alcohol y a otras sustancias, y en general, a mayor prevalencia de enfermedades psiquiátricas en fumadores.
 
Relación entre el tabaquismo y el estado nutricional:
- Fumar altera el sentido del gusto y del olfato.
- En el estómago disminuyen las contracciones estomacales por lo que se atenúa la sensación de hambre.
- A nivel de vías digestivas y del hígado se impide la absorción y utilización del complejo vitamínico B.
-Los componentes del humo van a interaccionar con algunas vitaminas (C, ácido fólico, A, etc.).
-Algunos nutrientes inorgánicos (como el Fe, Zn y Cu) se ven afectados por algunos de los metales presentes en el humo, como es el caso del Cd.
- La nicotina aumenta hasta en un 10 % más el gasto energético.
El humo del tabaco produce radicales libres, por lo que es importante el aporte de antioxidantes en la dieta (E, algunos carotenos, ácido ascórbico, Mn, Co, Zn y Se) (Kelly, 2002). Algunos estudios han concluido que aportes extras de algunos de estos componentes pueden ser perjudiciales; es el caso del Beta caroteno que a dosis altas, unido a la exposición al humo de los cigarros, potencia los efectos carcinogénicos (Wolf y col., 2002).
 
Tabaquismo y las mujeres fumadoras
Numerosos estudios han demostrado que las mujeres fumadoras presentan:
-Mayor riesgo de infertilidad
-Retraso en la concepción
-Adelanto de la menopausia
-Incremento de osteoporosis y del riesgo de fractura de cadera.
 
El consumo del tabaco y el embarazo
El consumo de tabaco durante el embarazo  puede producir importantes riesgos como:
-Placenta previa.
-Parto prematuro
-En el desarrollo del cerebro fetal van a influir negativamente la nicotina y el CO, ejerciendo una acción directa sobre el mismo y también de forma indirecta produciendo hipoxia intrauterina
-Los efectos directos que se producen en la madre (trastornos de la circulación, taquicardia, aumento de la presión sanguínea) influyen también en el feto.
-Malnutrición fetal por disminución de la vascularización de la placenta y por lo tanto del área de intercambio de gases y nutrientes entre la madre y el feto (Larsen y cols., 2002).Esto implica un retardo en el crecimiento intrauterino del feto.
-Incremento de la mortalidad.
 
Efectos producidos en niños de madres fumadoras:
-Bajo peso al nacer
- Niños prematuros
- Aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita
-Mayor riesgo de enfermedades respiratorias, de asma infantil
-Retraso en el crecimiento postnatal y en el desarrollo cognitivo a más largo plazo
En la lactancia la nicotina pasa al niño a través de la leche materna, pudiendo conferirle un sabor desagradable. El exceso de nicotina puede provocarle náuseas y diarreas. Al disminuir el apetito de la madre, disminuye la calidad y cantidad de la leche materna.
 
Infertilidad masculina:
En los países desarrollados se ha detectado que un alto porcentaje de parejas infértiles tienen la causa en el hombre, es decir, fumar es uno de los factores que influye en la calidad del semen: disminuye su densidad, la cantidad total de espermatozoides, el numero de espermatozoides móviles, el porcentaje de formas normales y la concentración de citrato  Todas estas razones son suficientes para aconsejar el cese de fumar a aquellas parejas que deseen fecundar.
 
Tabaco, Hipertensión arterial y Diabetes:
Importancia tiene la asociación de tabaquismo con la excreción urinaria de albúmina en sujetos hipertensos y diabéticos, que a su vez se relaciona con un peor perfil lipídico y es la causa de morbimortalidad cardiovascular en estos enfermos.
 
Consumo de tabaco y el riñón
El tabaco actúa sobre el riñón por varios mecanismos:
- Indirectamente, por la acción de la nicotina (aumenta la presión arterial), se eleva la presión intraglomerular y como consecuencia la albuminuria.
- Directamente el tabaco podría ejercer un efecto sobre la hemodinamia glomerular. Se estudió que tanto en fumadores, como en ex fumadores, se producía un aumento significativo de endotelina 1, que es una sustancia vasopresora que actúa a nivel glomerular. Además, el tabaco altera la función del túbulo proximal renal, reflejándose con una elevada excreción urinaria de beta-hexosaminidasa.
 
Otros efectos adversos del tabaco que influyen nocivamente sobre el riñón:
- Disminución de la sensibilidad a la insulina y mayor prevalencia de dislipemias.
-Acciones sobre las plaquetas, el endotelio vascular y el metabolismo del tromboxano.
En la diabetes mellitus tipo I y II, el consumo de tabaco acelera la progresión de la nefropatía diabética hacia la insuficiencia renal crónica terminal.
 
Otros efectos tóxicos:
La alta incidencia de enfermedad periodontal, caries y neoplasias en el tejido oral en fumadores es debida a los efectos nocivos de los componentes del humo del tabaco. La toxicidad depende del número de cigarrillos fumados por día, y de la duración del hábito. Hay trabajos que demuestran la disminución de la actividad de algunas enzimas que se encuentran en la saliva después de fumar un cigarrillo. La causa parece ser debida a la interacción de los aldehídos presentes en el humo, con los grupos tioles de enzimas moleculares.
 
La no absorción y asimilación del complejo de vitamina B afecta al nervio óptico, produciendo dificultades de visión. En fases avanzadas puede producir atrofia parcial de este nervio. Existe mayor riesgo en las personas de edad más avanzada y fumadoras  que se produzca ceguera por cataratas y degeneración macular.
 
A nivel del oído pueden aparecer vértigos por afectación del sistema coclear.
 
Aunque es necesario confirmarlo con otros estudios se ha detectado una asociación entre el hábito de fumar y la incapacidad, por el desarrollo de daños en la musculatura esquelética, especialmente daños en el menisco.

Palabras claves: efecto consumo tabaco, fumadores, humo del tabaco, enfermedades causadas tabaco, tabaco, tabaquismo.

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros